Águila azor

Águila azor


Águila azor: un cazador de presas medianas

El águila azor (Aquila pomarina) es un ave rapaz de tamaño mediano que se encuentra en Europa, Asia y África. Es un depredador especializado en la caza de presas medianas, como conejos, liebres, perdices y palomas.

Características

El águila azor es un ave de tamaño mediano, con una longitud de entre 55 y 65 centímetros y una envergadura de entre 120 y 140 centímetros. Los adultos tienen un plumaje marrón oscuro con manchas blancas en las alas y la cola. La cabeza y el cuello son de color marrón oscuro, con una franja blanca que atraviesa la frente.

Las águilas azores tienen un pico fuerte y curvo, que utilizan para desgarrar la carne de sus presas. También tienen garras afiladas, que utilizan para capturar y sujetar a sus víctimas.

Hábitat

El águila azor se encuentra en una variedad de hábitats, incluyendo bosques, matorrales, praderas y costas. Se encuentra principalmente en zonas rurales, pero también puede encontrarse en zonas urbanas.

Dieta

El águila azor es un depredador especializado en la caza de presas medianas. También come pequeños mamíferos, aves y reptiles. En ocasiones, también puede cazar peces.

Las águilas azores cazan a sus presas en vuelo. Se posan en un lugar alto y esperan a que las presas pasen. Una vez que han detectado a su presa, se lanzan en picado para capturarla.

Reproducción

Las águilas azores son monógamas y se aparean de por vida. La temporada de cría tiene lugar entre abril y junio. La hembra pone de uno a tres huevos, que incuba durante unos 45 días. Los polluelos nacen sin plumas y son alimentados por sus padres durante unos dos meses.

Los jóvenes águilas azores dejan el nido cuando tienen unas 12 semanas de edad. A partir de entonces, comienzan a buscar su propio territorio y pareja.

Conservación

El águila azor es una especie relativamente común, pero está amenazada por la pérdida de hábitat, la caza y la electrocución.

La pérdida de hábitat es una de las principales amenazas a las que se enfrenta el águila azor. La destrucción de los bosques, matorrales y praderas reduce el espacio vital de estas aves.

La caza es otra amenaza importante para el águila azor. Esta ave es cazada por su carne, sus plumas y sus huevos.

La electrocución es otra amenaza para el águila azor. Estas aves pueden electrocutarse al posarse en cables eléctricos.

Medidas de conservación

Para conservar el ave azor, es importante proteger su hábitat. También es importante reducir la caza y la electrocución de esta ave.

Algunas de las medidas que se pueden tomar para proteger el azor incluyen:

  • Establecer áreas protegidas para conservar los bosques, matorrales y praderas.
  • Informar a la población sobre la importancia de conservar el águila azor.
  • Educar a la población sobre los peligros de la caza y la electrocución.

Ver mas

Águila serpiente
Águila serpiente

Publicaciones Similares