Bóxer

El perro bóxer (en alemán: Deutscher Boxer) es una raza canina alemana de trabajo y compañía, tipo moloso, de tamaño grande​. La raza se creó a base de cruces con brabant bullenbeisser, bulldog de antaño, bulldog inglés y otras razas no documentadas​. La primera vez en aparecer un bóxer fue en 1895 en Múnich por el Múnich Bóxer Club. Friedrun Stockmann y su esposo Phillip considerados los «padres de la raza bóxer» gracias a su criadero llamado vom Dom. Los sucesos bélicos en ese tiempo ocasionaron una considerable disminución de la raza, aunque ellos la mantuvieron estable.​

Bóxer

Fue en su momento un perro de guerra, importante durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial. Era útil para el ejército alemán al enviar mensajes, transportar cables de comunicación o recoger algunos cuerpos de soldados heridos en medio del campo de batalla antes de que llegaran otras razas que eran mejores que el bóxer en estos trabajos. A pesar de estas estadísticas sigue siendo elegido como perro policía del K-9 en distintas partes del mundo, aunque no tanto como anteriormente ocurría. Estados Unidos aún prefiere en algunos casos al bóxer.​

En una encuesta realizada por la Federación Cinológica Internacional, en el año 2012-2013, obtuvo el 9.° lugar dentro de las treinta razas más populares de todos los países miembros.​ Mientras que en 2012, se ubicó en el 7.° lugar en la lista del American Kennel Club.​

En algunos municipios de España, el bóxer está considerado como un perro potencialmente peligroso, aunque el BOE no acoge la raza Bóxer en el Anexo I​

La raza bóxer se considera uno de los procreadores del dogo guatemalteco y de la extinta raza del perro de pelea cordobés; también ha dado lugar a razas híbridas reconocidas por el Club Híbrido Canino Americano, que son: el bull bóxer (bulldog americano con bóxer), el boxador (labrador retriever con bóxer) y el boxita (Akita Inu con bóxer)​, aunque la práctica de estos cruces está siendo un tema con mucha controversia.

Su Descripción

Entre sus rasgos físicos se encuentran una cabeza fuerte, mandíbula inferior prognática, cuya presión mandibular es generalmente de 122 kg/cm², hocico chato con una característica máscara negra. Anteriormente los criadores cortaban las orejas para que parecieran más bien largas y sit­as en alto. Son utilizados como bomberos por su buen olfato y valentía en grandes catástrofes; en cuanto a cuidados son mínimos.

Entre sus características físicas se encuentran una cabeza elegante, mandíbulas pronunciadas, morro enmascarado, orejas de botón, ojos de color marrón, idealmente lo más oscuro posible, cuello largo, fuerte, elegante y musculoso. Pecho amplio y patas traseras musculosas.

El bóxer tiene el pelo corto, brillante y suave, de color leonado o atigrado. Puede presentar manchas blancas, denominadas pseudo-irish spotting que incluso pueden llegar a tapar el color del pelaje entero.

El macho mide entre 57 y 63 cm de altura desde la cruz y pesa unos 33 kg sin peso máximo, La hembra tiene una altura de entre 53 y 59 cm y pesa unos 25 kg sin peso máximo.

En algunos países, como EE.UU. el estándar de raza prevé la caudectomía y otectomía. El estándar actual de la FCI ya no contempla ninguna de estas prácticas y los perros Bóxer que se presentan en exposiciónes caninas, deben mantener su cola y orejas naturales. En muchos países de la Unión Europea, tanto la caudectomía como la otectomía están prohibido por leyes de Bienestar Animal, salvo en casos puntuales.

Las Orejas

Las orejas se encuentran ubicadas en la parte más alta del cráneo y caen sobre las mejillas cuando no están amputadas. Cuando el perro está atento, las orejas se dirigen hacia delante marcado un pliegue.

Su Cola

La cola natural es larga y fuerte, de inserción más bien alta que baja, y llevada en forma de sable.​

Su Temperamento

Es un perro fiel, vigilante y activo. Requiere de ejercicio regular para evitar problemas de comportamiento, y adiestramiento para encauzar su energía. La raza tiende a ser dócil y leal a su familia, sin embargo, puede ser feroz, dominante y territorial, por lo que es necesario socializarlo desde temprana edad, ya que puede atacar con gran velocidad y potencia a otros perros (especialmente a los machos) cuando alguno de los suyos es agredido o prevé que puede serlo.

A nivel inteligencia, el bóxer ocupó el puesto 48 en la clasificación de Stanley Coren acerca de la inteligencia de los perros.​

Bien educados y socializados son buenos perros para estar con los niños, y protegerlos (debido a su instinto de protección), también soportan mejor los juegos de los niños, a veces pesados, y no se cansan de jugar. Si el cachorro tiene un año a dos es el momento ideal para encariñarse con niños y adultos, pues el bóxer puede llegar a ser algo brusco jugando.

El Mantenimiento y ejercicio

Para su buena salud y desarrollo, el bóxer necesita realizar bastante ejercicio y llevar una dieta controlada. La cantidad de ejercicio y alimento depende de la edad. El cachorro pequeño, antes de ser destetado y separado de sus hermanos, juega con los demás hasta que se cansa, y todos se enroscan a descansar. Este ejercicio, con suficiente descanso, es esencial para el crecimiento de los cachorros. A medida que va creciendo, necesita hacer ejercicio para mantenerse en condiciones y desarrollar su musculatura. Además de hacerlo jugar con distintos elementos, como puede ser una pelota, es indispensable sacar al perro a pasear diariamente y proporcionar un ejercicio equilibrado y saludable.

Para desarrollar todo su potencial en la edad adulta, es indispensable estimularlo mental y físicamente desde cachorro, algunas de ellas son: ejercicio diario —tres sesiones con 30 minutos cada una—, para que así socialice, conozca objetos nuevos, pueda hacer sus necesidades o adquiera la musculatura que tendrá como adulto; otra es darle afecto y disciplina, afecto cuando haga cosas buenas y disciplina para que sea un perro equilibrado. Puede vivir perfectamente en un piso, preferiblemente en familia, donde haya gente, mientras se le saque a pasear dos veces al día, haciendo que se mueva, es buena idea para que no se estrese salir a correr con él, o llevarlo en paseos con la bicicleta, pero siempre recordar no hacerlo en épocas de calor extremo u horas de máximo calor, pues por su anatomía craneal puede acarrear problemas respiratorios, y puede fatigarse o morir.

​La Salud

El promedio de vida del bóxer, basado en varias encuestas en Reino Unido, Dinamarca, y Alemania, es de aproximadamente 9.8 años.​

Los principales problemas de salud en la raza son la propensión al cáncer, enfermedades del corazón, tales como estenosis aórtica y la miocardiopatía arritmogénica del ventrículo derecho (la llamada «cardiomiopatía arritmogénica del bóxer»), hipotiroidismo, displasia de cadera, mielopatía degenerativa y epilepsia; otras condiciones que se pueden encontrar son: dilatación gástrica y torsión gástrica (hinchazón), problemas intestinales, y alergias (aunque estos últimos pueden estar más relacionadas con la dieta).​

Ocasionalmente se observa entropión, una malformación del párpado que requiere corrección quirúrgica, y algunas líneas tienen tendencia hacia la espondilosis deformante, una fusión de la columna vertebral, o distocia.​ Otras condiciones que son menos comunes, pero ocurren con más frecuencia en los bóxers que en otras razas, son la colitis ulcerosa histiocítica (a veces llamada «Colitis del bóxer»), una infección invasiva de E. coli,​

De acuerdo con el estudio de salud de la raza, realizado por el Kennel Club británico, el cáncer y los tumores (como la estenosis sub-aótica y pulmonar) representa el 38,5 % de las muertes, ​seguido de vejez (21,5 %), cardiopatía y arritmia cardíaca (6,9 %) ​y trastornos gastrointestinales (6,9 %). Otras menos frecuentes son displasia de cadera. y úlceras corneales indolentes, a menudo se llama úlcera tórpida o «úlcera del bóxer».

Pueden ser delicados de piel y padecer algún tipo de enfermedad cutánea; la dermatitis alérgica es la más común.

El Color blanco

Los bóxers con marcas blancas que cubren más de un tercio de su manto —convencionalmente llamados bóxers «blancos»— no son ni albinos ni poco frecuentes, aproximadamente el 20-25 % de todos los bóxers que nacen de padres con marcas blancas son de color blanco.​ Genéticamente hablando, estos perros son o de color leonado o de color atigrado, con excesivas marcas blancas que recubren el color base de su manto. Como en los humanos de piel clara, los bóxers blancos tienen un mayor riesgo de cáncer de piel y quemaduras solares que los bóxers de color. El responsable de las marcas blancas en los bóxers es el gen pseudo-irish spotting(Ssp)​, cuando se cruzan dos padres portadores del gen Ssp y transmiten a un cachorros dos copias de ese gen, el cachorro nacerá como Piebald homocigoto(spsp). El Piebald homocigoto está vinculado a la sordera neurosensorial congénita en perros. Se estima que alrededor del 18 % de los bóxers blancos son sordos en uno o ambos oídos,​ aunque las organizaciones de rescate del bóxer ven casi el doble de ese número.​

La sordera se desarrolla en el cachorro en sus primeras semanas de vida, comenzando cuando el canal auditivo está todavía cerrado. El proceso es complejo, pero se puede resumir diciendo que se produce a causa de la ausencia de células productoras de pigmento (melanocitos) en los tejidos internos del oído. Este tipo de sordera no es exclusiva del bóxer blanco, ya que se produce también en otras razas que son blancas por la misma razón, como por ejemplo, el dálmata, el bullterrier blanco, entre otras.​

En el pasado, los criadores a menudo sacrificaban a los cachorros blancos al nacer; hoy en día, la mayoría de los criadores ponen a los cachorros blancos en casas como mascotas. Los bóxers blancos no pueden participar en la mayoría de las exhibiciones caninas debido al estándar oficial de la raza. Aunque en 2010, el Club del bóxer alemán abrió una clase especial bóxers blancos, haciendo posible así su participación, aunque sin posibilidad de optar al título de campeón. No obstante, la mayoría de clubs nacionales del bóxer en el mundo prohíben la cría específica de estos ejemplares. Estos perros pueden competir en eventos de obediencia o agility, y, al igual que sus homólogos de color, desempeñarse bastante bien como perros de servicio y de terapia.

Los Ejemplares célebres

  • Facha, macho bóxer del reconocido jugador de fútbol Lionel Messi.​
  • Bruno, el macho bóxer del actor famoso de la serie CSI: Las Vegas, William Petersen conocido como «Gil Grissom».​
  • Mathias, un macho bóxer de guerra. Fue el único condecorado con la cruz de Hierro en Alemania, por haber socorrido a 17 soldados heridos durante la Segunda Guerra Mundial.​
  • Ben, macho bóxer de Karl Carstens, el quinto presidente federal de Alemania.
  • Buckley y Brennen, machos bóxer de la estrella pop Justin Timberlake, propietario de My Space.
  • Zambi, hembra proveniente de Argentina. Famosa por rescatar a 13 alumnos de un autobús escolar tras accidente vehicular, en el cual fallecieron 4 niños y su profesora Marta Soriano.
  • Major, un macho bóxer de Bill Rusko. Famoso por salvar a dos hermanos y su primo del ataque de un oso.

Imágenes del perro Bóxer

Ver mas

perro gran boyero suizo
Perro Greater Swiss Mountain Dog (Gran Boyero Suizo)
perro pastor belga groenendael
Perro Pastor belga groenendael

Publicaciones Similares