Boyero de las Ardenas

Boyero de las Ardenas

El perro Boyero de las Ardenas («Bouvier des Ardennes») es una raza de perro boyero poco frecuente, con origen en la región montañosa de las Ardenas belgas, limítrofe con Francia y Alemania.

Apariencia

Esta raza puede encontrarse en casi cualquier color excepto en blanco puro. Se encuentra generalmente en varios colores atigrados o salpicados. Tienen un pelo de longitud media, tosco y rizado, con barba y «ojeras». Normalmente se les corta la cola, y pueden medir hasta 62 cm en la cruz. Su peso ideal oscila entre 22 y 35 kg. Tiene las orejas cortas y erectas y una mirada perspicaz.

Su aspecto es muy similar al del pastor de Picardía. Recordemos que la denominación francesa de esta raza no solo hace referencia a la región de Picardía, sino que la palabra «picard» puede referirse a los habitantes de las regiones de Francia limítrofes con el antiguo Flandes, tanto de lengua neerlandesa como francesa. Indudablemente, también está emparentado con los pastores belgas(laekenois) y holandeses de pelo duro.

Su Historia

En el pasado a los perros que trabajaban con ganado vacuno se les llamaba «bouvier» (boyeros); cada región tenía su propia variedad. Estos perros eran guardianes muy apreciados. Con la motorización de las labores agropecuarias, la necesidad de conducir andando al ganado al mercado desaparece y con ella la presencia de estos perros.

En Bélgica y otros países de Centroeuropa los perros de cierta corpulecia eran igualmente utilizados para tirar de pequeños carros, por ejemplo los de los lecheros. El boyero de las Ardenas era ocasionalmente utilizado como perro de caza en la región de la que es originario, de suelo pobre, pero tradicionalmente abundante en caza mayor.

Estos perros boyeros fueron prácticamente eliminados durante la Primera guerra mundial y muchas de las razas más raras se perdieron. Algunas de ellas fueron: Bouvier de Roulers, Bouvier de Moerman y el Bouvier de Paret. Aún sobreviven el Boyero de las Ardenas y el Boyero de Flandes. Ambos países, Francia y Bélgica se han proclamado cuna del boyero de Flandes, y la FCI lo cataloga como «franco-belga».

El boyero de las Ardenas está siendo recuperado lentamente en Valonia; seguramente merced al fortalecimiento del sentimiento nacional de los valones frente al nacionalismo flamenco.

Su pelaje

El pelaje o su pelo debe permitirle vivir al aire libre y cuidar y conducir los rebaños, sin importar las condiciones atmosféricas a veces extremas de su región de origen. El pelo de la superficie debe ser seco, áspero y enmarañado. Mide unos 6 cm sobre todo el cuerpo, pero es más corto y más liso sobre el cráneo, en donde, sin embargo, se notan las cejas. El pelo debe formar bigote y barbita de unos 5 a 6 cm y cubrir la comisura interna del ojo. Los antebrazos están cubiertos de pelos más cortos, secos un poco hirsutos, lo que les da una apariencia cilíndrica. Se observa la presencia de flecos cortos sobre la parte posterior de los antebrazos.

La parte posterior de los muslos está cubierta de un pelo más largo que forma un pantalón. La cara externa de las orejas está cubierta de pelos cortos. El conducto auditivo está protegido por pelos que no se distinguen de los del cuello, el cual presenta pelos que rodean la garganta y se orientan hacia atrás. Los espacios entre las almohadillas presentan pelos bien cortos. El pelo del fondo, que es denso en todas las estaciones, se hace más abundante en invierno, lo cual protege bien el perro de las intemperies. Este pelo también se presenta sobre los miembros. Su longitud es más o menos igual a la mitad de la del pelo de la superficie. Se aceptan todos los colores, excepto el blanco: el color del pelo del fondo varía en función del color del pelo de la superficie. Aunque no es lo deseable, se acepta una marca blanca en el antepecho o el color blanco en las extremidades de los dedos. El pelaje presenta a menudo pelos de color gris, negro o leonado entremezclados. También existe el pelaje gris, que va desde el gris claro al gris oscuro, y el pelaje pardo, rojo o color paja.

La salud

Estos perros son muy resistentes y no suelen tener problemas de salud ni males hereditarios. Deberás estar pendiente de su piel y pelaje, además de protegerlo contra pulgas y garrapatas, ya que puede ser bastante difícil liberarse de estas, debido a lo engorroso de su pelaje. Por lo demás, es una raza que goza de excelente salud y está acostumbrada a trabajar al aire libre de forma incansable.

El temperamento

A pesar de tener un aspecto un poco intimidante, es un perro que se caracteriza por su personalidad dulce y su carácter amigable. Fue educado para ser guardián de los campos, así que obedece a este instinto. Le encanta estar activo y disfruta del aire libre, así que es un perro ideal para estar en casas de campo. Si lo tienes en ciudad, recuerda llevarlo al parque durante los fines de semana y bajarlo todos los días a pasear.

Es un perro que siempre está alerta y se caracteriza por su gran valentía. Proteger a su familia es una de sus prioridades. Es un perro que siempre demuestra su cariño y alegría con todos, así que es perfecto para vivir con una familia que tenga niños. Suele ser muy protector con estos últimos, así que resulta un perro perfecto para los pequeños, tomando las precauciones de siempre en cuanto al trato, como siempre. Si va a estar con otros perros, es necesario socializarlo desde pequeño.

Inteligencia

Su educación siempre debe hacerse en positivo, ya que es un perro muy inteligente y amable, que cuenta con un amplio instinto protector. Si lo maltratas o haces un tipo de adiestramiento indebido, con estímulos negativos, se tornará rebelde y no querrá acatar. Es un perro muy inteligente y ágil, que ha dado buenos resultados en competencias caninas porque está concebido para correr y tener mucha resistencia física.

Su Edad Promedio

La esperanza de vida de un bouvier des Ardennes es de aproximadamente 11 a 14 años.

El Cuidado

Uno de los principales cuidados que debes proveerle a un Boyero de las Ardenas es el pelaje. Suelen hacérseles nudos a menudo, así que debes cepillarlo permanentemente. Cepíllalo a diario con un buen cepillo canino y en la hora del baño, utiliza acondicionadores que puedan suavizar su pelaje. Entre otros cuidados, los Boyeros necesitan ejercitarse permanentemente, ya que son perros que fueron concebidos para estar en el campo.

Si no los sacas y los dejas en el claustro o en soledad durante períodos prolongados de tiempo, entonces se volveránneuróticos y autodestructivos con las cosas que consigan dentro de tu hogar. Algo a destacar es que se pueden volver muy ladradores y ansiosos si se sienten encerrados o sin oficio.

Datos Curiosos

Una raza que fue utilizada para trabajos del campo, hasta que estas comenzaron a industrializarse. Sin embargo, cuando ya se le consideraba una raza extinta, descubrieron unos pocos ejemplares y comenzaron otra vez a salvar a la raza. Es un perro que pareciera agresivo, debido a su musculatura y pelaje robusto, pero es uno de los más dóciles, tiernos y protectores que podrás encontrar. A partir de 1985 comenzaron nuevamente a criar perros de esta raza, a raíz de las recogidas de calostro en las granjas.

Llevarás a tu casa un cachorro que te proporcionará un excelente cuidado, será leal, inteligente y muy amigable con toda tu familia. Recuerda que adquirir un perro es una gran responsabilidad, así que piensa si tienes las condiciones adecuadas para esto antes de dar el paso.

Fotos del Boyero de las Ardenas

Ver mas

perro Pastor del sur de Rusia
Pastor del sur de Rusia
perro spaniel de pont audemère
Perro spaniel de pont audemère