como viajar con un gato por primera vez

Como viajar con un gato por primera vez

Te enseñare como viajar con un gato por primera vez: Guía completa para una aventura sin estrés

Como viajar con un gato por primera vez

Viajar con tu gato en coche

¿Planeas un viaje por carretera con tu peludo amigo? Viajar con un gato en coche puede ser una experiencia agradable tanto para ti como para tu mascota, si te preparas adecuadamente.

En este artículo, te ofrecemos una guía completa con todo lo que necesitas saber para convertir tu viaje en una aventura sin estrés.

Preparación antes del viaje

1. Visita al veterinario:

  • Asegúrate de que tu gato esté al día con sus vacunas y desparasitaciones.
  • Consulta con tu veterinario sobre la posibilidad de administrarle un tranquilizante o medicamento para el mareo, especialmente si el viaje es largo.
  • Solicita una cartilla de identificación europea si viajas al extranjero.

2. Elige el transportín adecuado:

  • El transportín debe ser lo suficientemente grande como para que tu gato pueda estar de pie, darse la vuelta y tumbarse cómodamente.
  • Debe ser robusto y seguro, con una puerta resistente que no se abra accidentalmente.
  • Cubre el fondo del transportín con una manta o toalla para que tu gato se sienta más cómodo.
  • Deja el transportín abierto en casa unos días antes del viaje para que tu gato se familiarice con él.

3. Acostumbra a tu gato al coche:

  • Haz viajes cortos en coche con tu gato antes del viaje principal para que se acostumbre al sonido y movimiento del vehículo.
  • Deja que tu gato explore el interior del coche con el motor apagado.
  • Transpórtalo en su transportín durante los viajes de prueba.
  • Recompénsalo con golosinas durante los viajes para que asocie la experiencia con algo positivo.

Durante el viaje:

1. Asegura el transportín:

  • Coloca el transportín en el asiento trasero del coche y asegúralo con el cinturón de seguridad.
  • No dejes al gato suelto dentro del coche, ya que podría perderse o lesionarse en caso de frenada brusca.

2. Mantén una temperatura agradable:

  • Evita las temperaturas extremas dentro del coche.
  • Abre las ventanillas ligeramente para que circule aire fresco.
  • Si hace calor, puedes colocar una botella de agua congelada dentro del transportín.
  • Si hace frío, puedes cubrir el transportín con una manta para que tu gato se mantenga abrigado.

3. Haz paradas frecuentes:

  • Cada dos o tres horas, detén el coche y saca a tu gato del transportín para que pueda beber agua, estirar las patas y usar la caja de arena.
  • Aprovecha las paradas para ofrecerle a tu gato un poco de comida y jugar con él un rato.

4. Mantén la calma:

  • Tu estado de ánimo es contagioso. Si estás tranquilo y relajado, tu gato también lo estará.
  • Evita hablar en voz alta o hacer ruidos bruscos que puedan asustar a tu gato.
  • Si tu gato se muestra inquieto, puedes intentar calmarlo hablándole en voz baja o acariciándolo suavemente.

Consejos adicionales:

  • Transporta la comida habitual de tu gato, agua y un recipiente para que pueda comer y beber durante el viaje.
  • Lleva contigo juguetes para entretener a tu gato durante el trayecto.
  • Si tu gato se marea en el coche, consulta con tu veterinario sobre la posibilidad de administrarle medicamentos para el mareo.
  • Ten a mano el número de teléfono de un veterinario de urgencias en caso de que tu gato se enferme durante el viaje.

Con un poco de planificación y cuidado, puedes asegurarte de que tu gato disfrute de un viaje en coche seguro y cómodo.

¡Recuerde que la paciencia y el cariño son fundamentales para que tu peludo amigo se sienta feliz y seguro durante la aventura!

Ver mas

Publicaciones Similares

Deja una respuesta