Hepatitis Canina

Hepatitis Canina

Hepatitis canina: una enfermedad grave que puede ser prevenida

La hepatitis en perros es una enfermedad grave que afecta al hígado de los perros. Es causada por un virus llamado adenovirosis canina, que se transmite a través de la saliva, las heces y la orina de los perros infectados.

Síntomas de la hepatitis canina

Los síntomas de la hepatitis canina pueden variar de leves a graves, y pueden incluir:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Letargo
  • Anorexia
  • Ictericia (coloración amarilla de la piel y los ojos)
  • Hemorragias

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los síntomas, los antecedentes médicos del perro y los resultados de las pruebas de laboratorio. Las pruebas de laboratorio que se suelen realizar incluyen:

  • Análisis de sangre
  • Análisis de orina
  • Análisis de heces
  • Pruebas de función hepática

Tratamiento

El tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad. Los perros con síntomas leves suelen recuperarse con tratamiento de apoyo, que puede incluir:

  • Fluidoterapia
  • Antibióticos para prevenir infecciones bacterianas secundarias
  • Tratamiento para los síntomas específicos, como los vómitos, la diarrea y la fiebre

Los perros con síntomas graves pueden requerir hospitalización y tratamiento más intensivo, como:

  • Trasfusiones de sangre
  • Tratamiento con inmunoglobulina
  • Tratamiento con medicamentos antivirales

Prevención de la hepatitis canina

La mejor manera de prevenir la hepatitis canina es la vacunación. La vacuna contra la hepatitis canina se administra generalmente como parte de la vacuna triple o séxtuple, que también protege contra el moquillo, la parvovirosis y otras enfermedades.

Consejos para propietarios de perros

Si su perro presenta síntomas de hepatitis, es importante llevarlo al veterinario lo antes posible. El tratamiento temprano puede ayudar a mejorar las posibilidades de recuperación del perro.

Ver mas

Publicaciones Similares