Alimentos prohibidos para perra embarazada

Alimentos prohibidos para perra embarazada

Alimentos prohibidos para perra embarazada: Cuidados Esenciales durante la Gestación

Los Alimentos Prohibidos para una Perra Embarazada

La gestación en una perra requiere atención especial en términos de nutrición para garantizar la salud tanto de la madre como de los cachorros en desarrollo. Alimentos inadecuados pueden tener consecuencias negativas para la salud de la perra embarazada y sus futuros cachorros.

En este artículo, exploraremos detalladamente los alimentos prohibidos para una perra embarazada y proporcionaremos información crucial sobre cómo mantener una dieta segura y saludable durante este período crucial.

Listado de alimentos Prohibidos para una Perras preñadas y porque


Es importante destacar que la información sobre qué alimentos son seguros o no para perras embarazadas puede variar y es recomendable consultar con un veterinario para obtener orientación específica sobre la dieta de una perra gestante. Sin embargo, aquí tienes una lista general de alimentos que a menudo se consideran riesgosos para perras embarazadas:

  1. Chocolate: Contiene teobromina, que puede ser tóxica para los perros.
  2. Cafeína: Presente en café, té y algunas bebidas energéticas.
  3. Ajo y cebolla: Pueden causar daño a los glóbulos rojos.
  4. Uvas y pasas: Pueden causar insuficiencia renal en algunos perros.
  5. Aguacate: Contiene una sustancia llamada persina, que puede ser perjudicial.
  6. Huesos cocidos: Pueden astillarse y causar obstrucciones o daño intestinal.
  7. Leche y productos lácteos: Muchos perros son intolerantes a la lactosa.
  8. Alcohol: Puede causar intoxicación grave.
  9. Hígado: En exceso, puede contener niveles peligrosos de vitamina A.
  10. Pescado crudo: Puede contener parásitos que afectan a los perros.
  11. Comida chatarra: Alta en grasas y calorías vacías.
  12. Alimentos altos en grasa: Pueden causar pancreatitis.
  13. Huesos pequeños o fragmentables: Pueden representar un riesgo de asfixia o perforación.
  14. Comida para gatos: No cumple con los requisitos nutricionales de los perros.
  15. Sal: El exceso de sal puede ser perjudicial.
  16. Nueces de macadamia: Pueden causar debilidad, vómitos y temblores.
  17. Alimentos con edulcorantes artificiales: Xilitol puede ser tóxico.
  18. Comida humana condimentada: Puede causar malestar gastrointestinal.
  19. Huesos de pollo crudos: Pueden contener salmonela.
  20. Frutas con hueso grande: Como duraznos y ciruelas, pueden tener huesos que causen obstrucciones.
  21. Comida enlatada para humanos: A menudo contiene niveles de sodio inseguros.
  22. Cordero crudo: Puede contener parásitos.
  23. Comida grasosa: Puede llevar a problemas pancreáticos.
  24. Queso azul: Contiene sustancias que pueden ser tóxicas.
  25. Comida rancia o mohosa: Puede contener toxinas.
  26. Comida picante: Puede causar malestar estomacal.
  27. Huesos de pescado pequeños: Pueden causar obstrucciones intestinales.
  28. Productos con cafeína: Como refrescos y algunos alimentos.
  29. Huesos de carne cocida: Pueden astillarse y causar problemas digestivos.
  30. Huesos de cerdo crudos: Pueden contener parásitos.

Recuerda que esta lista es general y puede variar según las necesidades específicas de cada perra. Siempre es recomendable consultar con un veterinario para obtener asesoramiento personalizado. Pero tranquilo, Aquí te decimos también que si le puedes dar de comer.

Alimentos qué puede comer una perra embarazada


Una dieta equilibrada y nutritiva es fundamental para una perra embarazada. Aquí tienes una lista de 30 alimentos que puedes considerar incluir en la dieta de una perra gestante. Recuerda que es importante ajustar las porciones según el tamaño y las necesidades individuales de la perra, y siempre es recomendable consultar con un veterinario para obtener orientación específica:

  1. Pollo cocido sin hueso ni piel: Buena fuente de proteínas magras.
  2. Pavo cocido: Otra opción magra de proteínas.
  3. Carne magra de res: Proporciona proteínas esenciales.
  4. Hígado de res cocido: Rico en nutrientes como hierro y vitamina A.
  5. Pescado cocido: Fuente de ácidos grasos omega-3 beneficiosos.
  6. Huevos cocidos: Fuente de proteínas y otros nutrientes.
  7. Arroz integral cocido: Buena fuente de carbohidratos.
  8. Avena cocida: Proporciona fibra y energía.
  9. Batatas cocidas: Rica en antioxidantes y fácilmente digerible.
  10. Zanahorias crudas o cocidas: Fuente de betacarotenos.
  11. Calabacines: Bajo en calorías y fácil de digerir.
  12. Calabaza cocida: Rica en fibra y antioxidantes.
  13. Espinacas cocidas: Aporta vitaminas y minerales.
  14. Brócoli cocido: Contiene nutrientes esenciales.
  15. Manzanas (sin semillas ni corazón): Fuente de fibra y antioxidantes.
  16. Arándanos: Ricos en antioxidantes.
  17. Fresas: Proporcionan vitamina C y fibra.
  18. Peras (sin semillas ni corazón): Buena fuente de fibra.
  19. Yogur natural sin lactosa: Ofrece calcio y probióticos.
  20. Queso cottage: Otra opción de lácteos con moderación.
  21. Aceite de pescado: Para ácidos grasos omega-3.
  22. Aceite de coco: Puede brindar beneficios para la piel y el pelaje.
  23. Almendras (sin sal y en pequeñas cantidades): Proporcionan grasas saludables.
  24. Semillas de chía: Ricas en ácidos grasos omega-3 y fibra.
  25. Huesos triturables y seguros: Para mantener la salud dental.
  26. Huesos de cordero crudos: Proporcionan calcio.
  27. Huesos de ternera crudos: Otra opción para calcio.
  28. Sardinas enlatadas (en agua): Fuente de ácidos grasos omega-3.
  29. Pulpa de calabaza enlatada (sin azúcares añadidos): Buena para la digestión.
  30. Algas marinas (espirulina): Rica en nutrientes como hierro y proteínas.

Recuerda introducir cambios en la dieta gradualmente y prestar atención a las reacciones de la perra. Siempre es recomendable consultar con un veterinario para asegurarse de que la dieta sea adecuada para las necesidades específicas de la perra gestante.

La gestación en una perra es un período crítico que requiere atención cuidadosa a la dieta para garantizar la salud óptima de la madre y de los cachorros en desarrollo. Evitar alimentos prohibidos y proporcionar una dieta balanceada son pasos fundamentales para promover un embarazo saludable.

La consulta regular con un veterinario y la atención a las necesidades específicas de la perra gestante contribuirán al bienestar general durante este emocionante período.

Ver mas

Una perra puede quedar embarazada en la primera monta?

Se le puede dar ácido fólico a una perra embarazada?

Publicaciones Similares