Glándulas Lagrimales Bloqueadas en Perros

Glándulas Lagrimales Bloqueadas en Perros

Glándulas Lagrimales Bloqueadas en Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

Las glándulas lagrimales bloqueadas en perros, conocidas como obstrucción del conducto nasolagrimal, son una afección ocular que puede causar molestias y problemas oculares en nuestras queridas mascotas. Estas glándulas son responsables de drenar las lágrimas desde los ojos hacia la nariz. Cuando se bloquean, pueden dar lugar a una serie de síntomas incómodos. En este artículo, exploraremos en detalle qué son las glándulas lagrimales bloqueadas en perros, las causas subyacentes, los síntomas característicos y cómo se pueden tratar eficazmente para mantener la salud ocular de tu fiel compañero canino.

¿Qué son las glándulas lagrimales bloqueadas en perros?

Las glándulas lagrimales bloqueadas en perros se refieren a una obstrucción en el sistema de drenaje que transporta las lágrimas desde los ojos hacia la nariz. Este sistema es esencial para mantener los ojos lubricados y eliminar las lágrimas excedentes. Cuando se bloquea, las lágrimas pueden acumularse en los ojos y causar molestias e infecciones.

Causas

Las glándulas lagrimales bloqueadas en perros pueden tener diversas causas, que incluyen:

  1. Congénitas: Algunos perros pueden nacer con un sistema de drenaje anormal que propicia la obstrucción.
  2. Infecciones: Infecciones o inflamaciones crónicas pueden bloquear el sistema de drenaje.
  3. Cuerpos Extraños: La presencia de cuerpos extraños en los conductos lagrimales puede causar obstrucciones.
  4. Lesiones: Lesiones en la zona de los ojos o la nariz pueden causar obstrucciones.

Síntomas

Los síntomas de las glándulas lagrimales bloqueadas pueden variar, pero los más comunes incluyen:

  1. Ojo Lloroso: El ojo afectado puede producir lágrimas en exceso debido a la obstrucción.
  2. Dermatitis Periorbital: La humedad constante alrededor del ojo puede llevar a la irritación de la piel circundante.
  3. Descarga Ocular: Puede haber una secreción ocular constante y espesa.
  4. Infecciones Oculares: Las acumulaciones de lágrimas pueden propiciar infecciones oculares recurrentes.
  5. Enrojecimiento del Ojo: El ojo puede aparecer enrojecido debido a la irritación.
  6. Malestar y Frotamiento del Ojo: Los perros pueden mostrar signos de malestar ocular, como rascarse o frotarse el ojo afectado.

Tratamiento

El tratamiento de las glándulas lagrimales bloqueadas en perros depende de la causa subyacente y la gravedad de la obstrucción. Algunas opciones de tratamiento comunes incluyen:

  1. Lavado y Enjuague: En casos leves, se pueden realizar lavados y enjuagues oculares para eliminar obstrucciones menores.
  2. Drenaje Quirúrgico: En casos más graves, se puede realizar una cirugía para abrir los conductos bloqueados y restaurar el flujo normal de lágrimas.
  3. Medicamentos: Se pueden recetar medicamentos para tratar infecciones o reducir la inflamación.
  4. Lágrimas Artificiales: Se pueden administrar lágrimas artificiales para aliviar la sequedad ocular y reducir el malestar.
  5. Manejo de Causas Subyacentes: Si la obstrucción se debe a una infección o inflamación crónica, es esencial tratar la causa subyacente.

Las glándulas lagrimales bloqueadas pueden causar molestias y problemas oculares significativos. Si sospechas que tu perro podría estar experimentando síntomas de glándulas lagrimales bloqueadas, busca la atención de un veterinario oftalmólogo o un especialista en oftalmología veterinaria. Con un diagnóstico adecuado y un tratamiento oportuno, es posible mantener la salud ocular de tu mascota y asegurarte de que siga disfrutando de una vida feliz y saludable.

Ver mas

Publicaciones Similares